07 May 2018

Por:Abalos

En las relaciones de pareja se debe de estar alerta desde el principio ante todas las conductas habituales mediante las cuales se ejerza control, dominación y aislamiento en un miembro de la pareja, esto puede ser el comienzo de un largo y doloroso camino de maltrato con muy malas consecuencias para la salud emocional y física. Ya que la necesidad de controlar a la pareja, saber en cada momento que haces, donde estás, con quién etc… así como, la necesidad de dominarte para que le complazcas en lo que desea o necesita y no quiere que hagas lo que no le gusta o apetece, aunque sean cosas de tu propia vida personal y desear tenerte disponible siempre solo para su atención. Asimismo, no compartirte con nadie, aunque para eso tengas que dejar tus amistades, familiares, estudios, actividades y hasta tu tiempo libre; de modo que incluso te exija que si no estás a su lado no salgas con nadie y que te quedes en casa. Todo ello es inicio de una relación de control que produce graves consecuencias psicológicas en la víctima e incapacidad de tomar decisiones para salir de esta relación destructiva.